Blog...


¿Cómo influye el entorno en nuestro sueño?

29 de noviembre de 2020

En un mundo en el que llevamos un ritmo de vida cada vez más ajetreado y estamos rodeados de estímulos, tendemos a infravalorar la importancia de descansar bien.

Durante las diferentes etapas del sueño, el cuerpo se restaura, recarga las pilas y nos hace sentir mejor en todos los aspectos. Pero ¿cuáles son los aspectos que influyen en que nuestro descanso sea de mayor o menor calidad? El tiempo o nuestro propio metabolismo son factores que influyen en nuestro descanso, pero hoy vamos a hablar de un factor cuya importancia no valoramos: el entorno (decoración e iluminación).


1. Colores
El color que predomine en nuestra habitación es clave, además de ser un elemento que ayuda a proyectar luz en la estancia, influye directamente en nuestro estado de ánimo. Los colores deben ser claros y ayudar a crear un entorno agradable y relajante.

Los colores claros reflejan la luz, por lo que nos permiten ganar amplitud y luminosidad. Por el contrario, los oscuros absorben la luz y hacen que la habitación resulte más pequeña. Además, debemos evitar colores que alteren nuestros sentidos como rojos, morados y colores chillones en general.

2. Simetría
La disposición de los elementos en una habitación es igualmente importante a la hora de crear un entorno agradable para el descanso. Evitemos el caos y dispongamos esos elementos como muebles, armarios o sillones de una manera ordenada y simétrica para que la sensación sea de orden y no de confusión. Además, cuantos menos elementos haya en la estancia, mayor será la sensación de calma que nos transmita la habitación.

3. Elementos sonoros
Rehúsa de tener en tu habitación elementos como relojes cuyas agujas generan demasiado ruido y apuesta por alfombras y/o cabeceros para evitar sonidos innecesarios. Si dispones de ventanas con aislamiento acústico, te será más fácil crear un espacio libre de elementos perjudiciales para el descanso.

4. Luminosidad
Las luces demasiado potentes influyen directamente en la calidad de nuestro descanso. Lo mejor es contar con lámparas o bombillas regulables, para que seamos nosotros mismos los que seleccionemos la intensidad que queremos que tenga la luz de la habitación. Evitar la luz de las pantallas las últimas horas del día también nos ayudará a conciliar mejor el sueño y obtener un mejor descanso.

5. Cortinas
Las cortinas son otro elemento clave en nuestro espacio de descanso, además de evitar que entre excesiva luz por la ventana, son un elemento decorativo más; por tanto la elección de los materiales y color de las mismas debe ser algo a tener en cuenta, ya que como hemos visto el color es fundamental para mantener una estética favorable al descanso y un material de calidad nos ayudará a opacar totalmente la luz proveniente del exterior.

6. Materiales
El material con el que esté fabricado cualquier elemento de la habitación puede llegar a ser clave: intentaremos optar por fibras naturales como el algodón, la seda o la lana para favorecer el descanso.

 

En resumen, la calidad de tu descanso puede mejorar considerablemente cuidando pequeños detalles del entorno de tu dormitorio.