Blog...


Dormir la siesta, ¿sí o no?

18 de enero de 2019

¿A quién no le gusta dormir la siesta? Bueno, sabemos que existen casos, pero una buena parte de la población de España tiene por costumbre echarse unos minutitos en el sofá después de comer. También hay gente que, cuando las duerme, lo hace durante horas y despertando con la extraña sensación de no saber muy bien qué año es. Las opiniones al respecto de si dormir la siesta sienta bien o mal son tan amplias y diversas como la propia gente, pues hay quien dice odiarlas porque despiertan con dolor de cabeza y quien declara que no rinde bien por la tarde si no ha dormido un ratito antes. Ahora bien, científicamente, ¿las siestas son beneficiosas o no?

La expresión “power nap” en inglés se refiere a esas cabezaditas de unos minutos que te recargan de energía.

Numerosos estudios relacionan efectos positivos con la siesta mientras que otros detectan una relación entre siestas y cierto tipo de problemas de salud. Si bien es bastante complicado llegar a hechos 100% demostrables, hay bastantes resultados comunes de los que podemos extraer algunas conclusiones:

buen colchónLas siestas cortas nos sientan bien

Una pequeña siesta de no más de media hora tiene efectos positivos en nuestra concentración. Normalmente, después de una comida, sentimos somnolencia. Durmiendo unos minutos, combatimos esta sensación y nos activamos para la tarde. Este chute de energía y concentración mejora nuestros reflejos y capacidad para entender y resolver problemas del día a día. Vamos, que evita el empanamiento.

regularLas siestas largas… no tanto.

Ningún estudio recomienda una siesta de 1 hora o más. En la mayoría de casos, necesitar siestas largas está relacionado con trastornos del sueño: insomnio, descanso insuficiente durante la noche… En algunos casos, se ha encontrado relación con otro tipo de enfermedades como depresión o ansiedad. Si crees que duermes bien por la noche y, aun así, tus siestas son largas, lo mejor es que consultes con profesionales que te ayuden a detectar qué puede estar causándolo. Si no estás durmiendo por la noche… ¿A qué esperas? ¡Tenemos un artículo con consejos para solucionarlo!

chica durmiendo en hamaca

La siesta se duerme mejor en un sillón.

Hay quien puede dormir en cualquier lado pero lo mejor para las siestas son los sillones y asientos reclinables. Esto se debe a que, al dormir casi inmediatamente después de comer, es recomendable hacerlo sobre una superficie cómoda pero incorporada, de forma que se eviten los reflujos gástricos. Además, nuestra espalda, cuello y cabeza deben estar alineados de forma correcta para evitar dolores y malas posturas.

¿Y por qué no en la cama? Además de por lo dicho anteriormente, resulta que la cama la tenemos asociada a dormir durante horas y es justo lo que queremos evitar hacer para que nuestras siestas sean sanas y efectivas.

Existen diversos accesorios para conseguir el confort necesario para tu siesta en un sillón, tales como los collarines viscoelásticos o las pequeñas almohadas de viaje. Dan soporte a tu cuello, son confortables y evitan las malas posturas.

taza de café en la cama

Un café justo antes de la siesta puede hacer maravillas con tus reflejos.

Cuando notas cansancio y necesitas espabilar para rendir correctamente o conducir de forma segura probablemente tu primer pensamiento sea “Necesito un café” y quizá ni se te pase por la cabeza echarte a dormir un rato porque dormir es justo lo que quieres evitar, ¿no? Bien, pues tenemos algo que decirte: ¡Haz las dos cosas!

El procedimiento es sencillo: Pides un café solo, te lo bebes e, inmediatamente, te echas a dormir unos 20 minutos. ¡Ya está! Te despiertas justo cuando la cafeína empieza a hacer efecto, que se suma al efecto de la siesta y… ¡Boom! Subidón de energía en tu sistema.

Este truquillo lo hemos sacado de un documental muy interesante llamado “La verdad sobre el sueño”, dirigido por Russell England (Reino Unido, 2017) para un programa de la BBC que os invitamos a ver si tenéis la oportunidad, ya que se encuentra en alguna de las plataformas de streaming más populares.

En definitiva, la conclusión a la que llegamos desde Buensueño es que dormir la siesta es bueno, siempre que ésta sea cortita y reponedora. Es el complemento ideal a un buen descanso nocturno y aporta un extra de energía a nuestro día a día.

¿Cómo son tus siestas?