Blog...


¿Por qué tenemos más sueño cuando llueve?

15 de noviembre de 2018

¿No quieres salir de la cama los días lluviosos? ¿Te apetece más hacer un burrito en la manta y quedarte tranquilamente escuchando el repiqueteo de las gotas en la ventana? ¿Pasar horas y horas durmiendo? Te entendemos. A ti y a todo el mundo, tener más sueño cuando llueve es una sensación compartida.

Los “5 minutos más” que pedimos cada mañana cuando suena el despertador se convierten en “2 horas más” cuando llueve o hace frío, parece que el cansancio es mayor y nuestro cuerpo nos pide dormir muchas horas aunque hayamos dormido más que suficiente.

 

persona tapada con manta

 

La baja luz solar induce al cuerpo a pensar que es hora de irse a la cama.

 

Hay una explicación para esto, claro. Sin meternos en el palabrerío técnico, los elementos típicos de un día de lluvia tienen un efecto aletargante en nuestro cuerpo: El sonido relajante de la lluvia al caer, el suave olor a tierra mojada, la baja temperatura y la escasez de luz solar hacen que entremos de forma involuntaria en “modo noche”.

Si observamos a la naturaleza a nuestro alrededor, veremos que no estamos solos en esto. Los animales buscan refugio de la lluvia y, bueno, ¿a quién no le apetece estos días hacerse una cueva e hibernar en ella como hacen los osos?

 

Dormir más no es lo mismo que dormir mejor.

 

Como todo en esta vida, nada es perfecto. Los días de lluvia dormimos más y estamos en mejor disposición para coger el sueño pero el descanso no es necesariamente de mayor calidad. Esos ruidos de lluvia que tan relajantes nos parecen pueden activar preocupaciones en nuestro cerebro que nos impiden descansar del todo: «¿Estará todo bien cerrado?», «¿Habrá goteras?»

Además, como la temperatura suele ser más baja, si no hemos adecuado la habitación y la ropa de cama, podemos pasar la noche con calor o frío excesivos que perturben nuestro descanso.

 

mujer madruga café feliz

 

Los días soleados tenemos más energía.

 

Si la lluvia y su falta de luz nos dan más sueño, también significa que nos bajan los niveles de energía. Con la luz del sol segregamos hormonas que activan nuestro organismo, mejoran nuestro humor y, en general, nos aportan bienestar. Los niveles de estas hormonas descienden en los días lluviosos y oscuros, por lo que es fácil que sintamos cansancio en pleno día.

Lo bueno es que podemos paliar estos efectos con un descanso de calidad: Un equipo de descanso adaptado a nuestras necesidades, ropa de cama adecuada, buena temperatura en la habitación y seguir unas pautas básicas para ir a la cama pueden marcar la diferencia entre pasar un día de lluvia con una sensación de relax agradable o ir cayendo de sueño por las esquinas.

Como en Buensueño queremos que descanses como mereces, tenemos todo lo que puedas necesitar, seas como seas, para conseguir un sueño de calidad. ¡Búscanos en las mejores tiendas y…

 

…disfruta de los días lluviosos!

mujer mirando llover a través de la ventana