Blog...


¡Vuelta al cole!: Cómo conseguir que los niños duerman bien

06 de septiembre de 2019

Llevan un par de meses de juegos, vacaciones, emociones y horarios locos y, de repente, llega la vuelta al cole y otra vez toca madrugar e ir a clase. Puede que estos sean días algo difíciles y traigan consigo rebeliones infantiles… Una parte importante para recuperar la rutina con menos dramas es conseguir que los niños duerman bien. ¿Quieres saber cómo? En Buensueño hemos recopilado una serie de consejos para mejorar la transición y vuelta a la rutina:

horarios regulares
Recupera la normalidad poco a poco.

Lo mejor para evitar peleas por acostarse temprano es ir, paulatinamente, estableciendo una hora para ir a dormir cuando aún estén de vacaciones. Lo mismo con la hora de levantarse. De esta forma, para cuando empiecen las clases, ¡no notarán el cambio!

dormir la siesta
La siesta… Con cuidado.

En Buensueño defendemos los beneficios de una siesta corta y aconsejamos dormir un poquito antes de afrontar la tarde. Especialmente en verano, que hace tanto calor a esas horas que no se puede salir a la calle a jugar. El problema viene cuando se nos van las siestas de las manos… Una siesta larga puede acarrear falta de sueño a la hora de acostarse por la noche y dificultar que se cumplan los horarios que estamos tratando de volver a seguir.

Jugar
¡A jugar!

Que jueguen mucho y se cansen. Es lo mejor para que, cuando llegue la hora de dormir, no haya quejas. El ejercicio es beneficioso para la salud y el crecimiento, mejora su estado físico y, además, colabora para conseguir un descanso profundo y reparador. ¡Todo ventajas!

Cenar ligero
Las cenas: Sanas y ligeras.

Al igual que los adultos, los niños necesitan evitar las digestiones pesadas a la hora de dormir. Cenar mucho puede acarrear malestar y un descanso de baja calidad, ya que el cuerpo estará ocupado trabajando en la digestión en vez de descansando y recuperándose como debería.

La cama es el lugar favorito
Haz que la cama sea su sitio favorito.

La infancia es una edad de cambios rápidos y continuos. El equipo de descanso de un niño, si es de calidad, le servirá hasta la adolescencia. Sin embargo, puede que las circunstancias (físicas, ambientales o de gustos) hagan que su colchón o cama ya no sea apetecible, cómodo, ni adecuado. Revisa todos los elementos de su cama junto a ellos y, si hay algo que cambiar, hacedles partícipes de la elección para que se ilusionen con su espacio de descanso tanto como con su nueva mochila para ir a clase. Esto hará que la hora de ir a la cama les sea más agradable.

Siguiendo estas sencillas pautas se pueden aliviar los efectos negativos de la vuelta a la rutina. Sabemos que no es fácil establecer rutinas en verano pero también sabemos que merece la pena hacerlo. Estas rutinas beneficiarán a los niños pero también ayudarán a los adultos de la familia a lidiar mejor con el estrés postvacacional, ya que no son ellos los únicos que tienen que volver a la rutina.

Como siempre, aprovechamos para recomendar que se dejen aconsejar por su especialista en descanso a la hora de resolver sus dudas en cuanto a los elementos de su equipo de descanso. Buensueño dispone de un amplio catálogo en el que encontrará lo que necesite para disfrutar de la calidad del sueño que merece. ¡Pregunte por nuestros productos en las mejores tiendas de descanso!

¡Buenas noches!

Niña disfruta en la cama

Niña en el colegio